Apple iMac de la época Victoriana

Unos meses atrás, comentábamos sobre la moda retro en computadoras, y mostrábamos la Philco PC, diseñada por el estudio SchultzeWORKS. Una computadora con el aspecto de un aparato de los años 50-60.

Ahora, un artesano y apasionado usuario de las computadoras Apple ha elaborado unas iMac con un estilo Victoriano, de la época de los inicios de la revolución industrial, que parecen salidas de las historias de Julio Verne o H.G. Wells.
Para muestra, una imagen:

Este estilo que presenta aparatos tecnológicos con el aspecto de una época en la que realmente no existían se denomina: Steampunk.

Pueden encontrar más fotografías e información sobre estas asombrosas Obras de Arte, que incluyen monitores de hasta 23", teclados, mouse con y sin cable, en Old Time Computer

Realmente increíble !

El Fusible, un componente electrónico menospreciado

El fusible es básicamente un filamento o lámina de aleación metálica con un bajo punto de fusión minuciosamente calculado, colocado dentro de un soporte adecuado según los requerimientos de montaje, y está diseñado para fundirse o ("quemarse") por efecto Joule, cuando la corriente que pasa por él, alcanza determinado valor.

En los equipos electrónicos, los fusibles se incorporan en determinados puntos de sus circuitos, generalmente en la fuente y circuitos de alimentación, con el propósito de evitar, que un cortocircuito o exceso de consumo por falla de algún elemento, pueda sobrecargar otros componentes, circuitos o incluso la propia red eléctrica donde se encuentra conectado, evitando así daños mayores (incluso riesgo de incendio).

El costo de un fusible es realmente bajo, pero tiene un gran valor como elemento de seguridad y protección de otros componentes eléctricos y electrónicos más costosos (transformadores, circuitos integrados, transistores, etc.). Es el guardaespaldas modesto y heroico, dispuesto a sacrificarse dando su vida para por proteger otros más importantes. Sin embargo, es un componente menospreciado por quienes no comprenden su importancia y razón de ser.

Quienes nos dedicamos a la reparación de equipos electrónicos de consumo, frecuentemente encontramos aparatos (televisores, amplificadores, reproductores DVD, etc.) con severos daños en sus circuitos, debido a que, el usuario o personas sin conocimientos técnicos, al encontrar el fusible quemado lo reemplazan por otro diferente de mayor corriente (amperaje), o por un simple alambre, o un trozo de cable, o un pedazo de papel de aluminio. Creyendo que así solucionarán la avería, y se ahorrarán los honorarios del técnico electrónico, sin darse cuenta que solo están agravando el problema que originalmente causó que se quemara el fusible.

Incluso, a veces, nos encontramos con aparatos que han sido reparados por "técnicos", que luego de remplazar costosas partes para solucionar la falla, en lugar del fusible, sueldan un alambrito de cobre.
¿Será para ahorrase el costo del fusible?
Al hacer eso, la próxima vez que se presente una falla en ese aparato, los daños podrían ser aun mayores que los que acaba de reparar.
El fusible es un elemento de seguridad, muy importante en todo aparato o circuito eléctrico. Y es tan económico que no vale la pena, reemplazarlo por un alambre de cobre común para ahorrase unos centavos.

Consideraciones y consejos

Los fusibles no se queman por si solos. Siempre hay una causa, que en algunos casos, pudo ser momentánea (una sobrecarga, un fenómeno atmosférico, etc.) y con solo reemplazarlo, el aparato vuelve a funcionar normalmente, pero son casos muy aislados. La gran mayoría de las veces (99%), el fusible se quema por algún cortocircuito o exceso de consumo debido a una falla que debe ser localizada y solucionada.

Si es un fusible, interno dentro del equipo, debe ser revisado y reemplazado por una persona capacitada. Existen muchos peligros dentro de los aparatos electrónicos, para las personas que no tengan los conocimientos técnicos y de seguridad necesarios, aun estando el aparato desconectado de la red eléctrica.

Un fusible fundido o "quemado", debe ser siempre reemplazado por otro de las mismas características. Si vuelve a fundirse inmediatamente o en muy corto tiempo, es claro indicio de que hay algo defectuoso que ocasiona un exceso de corriente en el circuito en el que se encuentra el fusible.

No reemplace un fusible de un aparato electrónico (o eléctrico) por otro de diferentes características de corriente (amperios), mucho menos por un alambre de cobre, aunque este sea muy delgado. La corriente y tiempo requerido para que se funda un alambre de cobre, puede variar mucho y estar muy lejos de lo que se requiere para la protección real del circuito o aparato.

Si no se dispone del fusible del amperaje requerido, en caso de emergencia, se puede utilizar uno de grado próximo superior. Por ejemplo, si requiere un fusible de 4.5A y no lo tiene disponible en ese momento, puede usar temporalmente uno de 5A para hacer funcionar el aparato, pero en cuanto sea posible, este debe reemplazarse por el adecuado de 4.5A

Los fusibles se fabrican en diversos formatos, según los requerimientos de montaje. Los clásicos, más comúnmente usados, en forma de cilindro de vidrio o porcelana, son muy fáciles de reemplazar, y todo técnico debería tener un buen stock de ellos, de los valores de corriente usados en los aparatos que suele reparar.

Hoy en día, algunos equipos electrónicos utilizan también fusibles miniatura de montaje superficial, soldados a las placas de circuito impreso como otros componentes SMD. Este tipo de fusibles, es a veces, difícil de encontrar en tiendas de repuestos electrónicos, pero no por ello, se debe reemplazar o puentear con un simple alambre de cobre.
Si no consigue el fusible SMD de las características y encapsulado correcto, y el espacio disponible lo permite, puede colocar otro de encapsulado diferente pero de las mismas características eléctricas.
Otra solución es buscar un fusible convencional de vidrio del mismo amperaje, y con mucho cuidado desarmarlo, extraer el filamento y soldarlo en lugar del fusible dañado

Si bien la mayoría de los equipos utilizan fusibles de características estándar en cuanto a la velocidad de reacción, algunos casos especiales requieren fusibles rápidos y en otros casos fusibles de reacción lenta. Esto suele estar especificado en el Manual de Servicio correspondiente.
Si reemplaza un fusible rápido por uno estándar, funcionará pero no garantiza un 100% de seguridad.
Si reemplaza un fusible "lento" por uno estándar, es probable que este se queme con frecuencia durante el funcionamiento normal del aparato. Si no se consigue un fusible lento adecuado, puede utilizar un fusible estándar de amperaje ligeramente superior al original.
Si bien, estas no son soluciones ideales, siempre será mejor que poner un alambre de cobre.

Si tiene dudas sobre las características del fusible de un determinado circuito o aparato electrónico, busque el manual de servicio correspondiente a ese modelo, en los sitios especializados en: Manuales y Diagramas

Espero que estas notas, sean de utilidad para los técnicos principiantes, estudiantes y aficionados a la electrónica, y sobre todo, sirva para que le demos el justo valor a ese modesto y útil dispositivo que está presente en casi todos los aparatos electrónicos de consumo.